lunes, 30 de septiembre de 2013

EL TEMALACACHTLI

Recuperación del Juego

El Temalacachtli es un juego chichimeca que se practica nuevamente por los niños de Milpa Alta desde 1999, a raíz de la transmisión oral del Maestro Inocente Morales Baranda Teuctli, a un grupo de alumnos que estudiaban con él la lengua nahuatl en el centro de Milpa Alta, fruto de esas clases se elaboró un libro de lengua nahuatl para niños llamado "Toachtopahuehuetlahtolli", (nuestra palabra antigua), y que auspiciados por el apoyo de un PACMYC 1999 se logro publicar un millar de libros para la comunidad milpaltense, en el cual incluía en uno de sus capítulos la explicación de dicho juego.


Para la entrega de los libros para los niños de la comunidad, se diseño un proyecto llamado "Xocotzin, Huey Milli" (Elaborado por Jorge Caicedo y Miguel Ángel Hernández), con el cual se pudo llevar la enseñanza práctica a 35 escuelas primarias de Milpa Alta, pintando tableros y realizando torneos del juego para su difusión y lograr con esto, el principio de la recuperación del temalacachtli en la zona.


La transmisión oral del juego

Teuctli, maestro y nahuahablante chichimeca nos dijo "Cuando era niño jugábamos al temalacachtli, que quiere decir, el juego de la piedra redonda, jugábamos en la tierra y por lo general lo hacíamos descalzos, pintábamos el tablero sobre la tierra con una vara y buscábamos unas tejas o piedras lo mas lisas y redondas en el lugar; nos juntábamos por las tardes en los campos de Santana Tlacotenco para jugarlo; el tablero tiene esta forma: (nos lo dibujo en el pizarrón, ver diagrama).
Para saber quien empezaba, pintábamos otra línea fuera del tablero y aventábamos nuestras tejas y la que caía mas cerca de la línea era el primero en tirar."




Nota: En este diagrama la línea a la que hace referencia se encuentra a la izquierda del tablero y algunas veces, también la utilizaban como marca para que desde ahí se hicieran los tiros en el juego.
 http://www.youtube.com/watch?v=Gd5BIGorKjQ


Forma de jugarlo

"El primer jugador avienta la piedra en el primer espacio y salta en un pie y sin bajarlo patea la teja tratando de que salga por la zona de tiro; si se baja el pie o se pisa cualquier línea, se dice que estás muerto, y el turno pasa al siguiente jugador, de igual manera si la teja sale por los lados, se dice también que estás muerto y le toca al siguiente jugador."





Para tirar a la segunda casilla nos dice Teuctli: "Aquí es donde desarrollábamos la memoria y la atención, cada jugador eligía tirar libremente hacia la izquierda o a la derecha, pero debíamos recordarlo porque al llegar a las dos últimas casillas que corresponden al número 12 y 13 teníamos que tirar en el orden que se escogió al principio, esto es, si uno decidía tirar al principio hacia la izquierda, la casilla 12 al final del tablero sería también a la izquierda, si por olvido ese niño tirara a la derecha, perdía su turno y pasaba al siguiente jugador, era muy divertido porque a veces el juego duraba mucho y con la emoción a veces se nos olvidaba al final por donde habíamos tirado, pero a los niños que participaban no y te lo gritaban con una alegría cuando esto sucedía que nada mas nos daba risa a todos."

"Para la casilla tres se definía con la elección de la casilla dos, si escogíamos la izquierda, la casilla tres estaba a nuestra derecha, y si se elegía la derecha como casilla dos, la tres estaba a nuestra izquierda, también había que recordarlo todo el tiempo porque en el trascurso del juego tanto de ida como de regreso, si equivocábamos el salto en esas casillas, también nos moríamos y el tiro pasaba al siguiente niño."

"Para nuestro tiro en la casilla 4 era fácil y estaba arriba del 1, lo complicado venía cuando llegábamos al número 5, a esta casilla la llamaban Xopitz y era mas angosta que las demás, apenas cabía nuestro pie descalzo y la técnica para sacarla de ahí era con el pie volteado."
Las casillas siguientes solo era cuestión de tino, equilibrio y destreza, para evitar, no pisar línea, y sacar la teja por la línea de tiro, evitando que salga por las líneas laterales y principalmente por los medios círculos que se encuentran en la línea de inicio, ya que si la teja pasa por ahí se tiene que empezar el juego de nuevo; además la condición física es muy importante para no fallar por cansancio.
"Antes de tirar a la casilla 12 uno se tiene que acordar por donde tiro en la casilla 2 para no equivocarse y perder su turno."



"Y por último cuando uno llegaba a la casilla 13, podía bajar los pies para descansar y poner uno en la casilla 12 y otro en la 13, ya recuperado, si lograba sacar la teja por la línea de tiro era el ganador."

"Cuando alguno de nosotros terminaba el temalacachtli, el que había quedado en último lugar tenía un castigo muy divertido, el que ganó daba 13 vueltas en su lugar saltando en un pie, y cuando paraba, le poníamos la teja en su empeine de su pie y la lanzaba lo más lejos posible, el niño que perdió tenía que correr por la teja, tomarla y tratar de alcanzar al que ganó, que ya había salido corriendo rápidamente, pero de espaldas; cuando lo alcanzaban, el que perdió lo tenía que traer cargando de caballito al lugar donde estaba la zona de tiro del temalacachtli, era muy divertido y a veces todos salíamos atrapar al niño ganador porque en el campo se nos escondía entre las plantas y las piedras." 




mkhernandez1@gmail.com

3 comentarios:

  1. Vaya!!! ¡Al fin me encuentro algo de provecho! Yo jugué Temalacachtli en la primaria, de hecho asistí a un taller en la primaria, no recuerdo de qué, pero nos prometieron que si participábamos nos regalarían uno de aquellos libros, sin embargo, hasta la fecha recuerdo esa promesa que no se cumplió, aún quiero ese libro.

    Por otra parte, agradezco que haya publicado este artículo, realmente pocas cosas se sabe de Milpa Alta, actualmente en las primarias de la delegación se encuentra pintado el juego de Temalacachtli en los patios. No sé si aún se juegue, pero fue la novedad en mis tiempos (ja, aún soy joven)
    Le agradecería profundamente si publicara más cosas sobre nuestro país, nuestro pasado, ya sabe, lo que la gente poco conoce.
    nNo tengo más qué decir, realmente sí, pero no puedo expresarlo ahora, no importa si no responde en mi blog, sabré que respondió si publica otro artículo.

    ResponderEliminar
  2. Hey Mike!!! Cómo estás??? Soy Samanta Hernández!!! no sé si recuerdes.. qué gusto de encontrarte por estos rumbos!!! Justo estaba buscando información del temala y mira la sorpresa que me encontré!!! Te agradezco mucho que nos dejes llegar esta información y muchas felicidades!!! Espero nos veamos pronto!!!

    ResponderEliminar